lunes, 1 de septiembre de 2014

LACTANCIA y TRABAJO



LACTANCIA Y TRABAJO.

Este documento es una recopilación de información y experiencias que he ido obteniendo a través de lecturas de blogs, human lactation, diversos libros, mi propia experiencia y de la de otras madres (debo decir esta última la más enriquecedora de todas)…

Soy madre de una niña de 2 años y medio que aún tetea felizmente (para los dos) y que hemos tenido que vivir la separación al incorporarme a mi curro, residente (MIR) de Medicina Familiar y Comunitaria, donde tristemente la jornada laboral es de 37.5h semanales (ja me río yo de eso…) más 6 a 8 guaridas al mes de 17 ó 24 horas, más los cursos respectivos por la tarde (muy ilustrativos la mayoría, y nótese la ironía en mi voz…), más las horas de estudio e investigación, más aquello que te van zampando en “pro de tu formación”, muchas veces si, otras no... Así me encontraba con días donde habían pasado 32 horas y aún no había pisado mi casa… y es que si quieres que te den la especialidad…. (esa maravillosa manía que tenemos los del gremio de enseñar la letra a sangre… de nuevo la ironía… ) y si a pesar de todo ello yo pude, y otras como yo también, TU PUEDES!

Ahora me encuentro ya especialista, con un trabajo dado en otros lares (donde parece que eso de la letra a sangre no es tan bien visto, con bajas maternales mucho más prolongadas y legislación protectora de la lactancia más seria… alegría para mi cuerpo y para él segundo cuando decidamos tenerle J ) y en vista de que me voy de estas tierras, quería dejaros esto… espero sea de utilidad, y siempre ante la duda, HABLA CON EL ESPEJO! Esa mujer que está en el reflejo siempre tiene la respuesta!

EXTRACCIÓN:

¡ES UNA TECNICA! A que no permitirías que cualquiera te saque la sangre o te de un masaje. Porque son técnicas y necesitan un aprendizaje, pues sacarse la leche también lo es, por tanto usa un buen sacaleches y ¡a aprender!

La técnica: consta de 3 fases: NO DEBE DOLER

Masajes: 1-2 minutos.
Estimulación: 2-5 minutos.
Extracción: 7-10 minutos.

Masajes: suaves, no estás buscando quitarte       Estimulación:
nudos musculares, son una conversación….
            Colocar adecuadamente el
            sacaleches, con el pezón dentro de la
             copa centrado en el embudo, y el
tronco ligeramente reclinado hacia
adelante, y hacer succiones rápidas,
“a ritmo de bacalao” (pum, pum, pum,
como en la discoteca).
Esto hasta ver que empieza una salida
de leche estable o notas una subida de
leche
Extracción: succiones más profundas y prolongadas (uno o dos segundos) No prolongar más de 10 minutos por mama.

Selección del sacaleches:

Para extracciones esporádicas, uno manual es suficiente, nunca manual de perilla ni de cilindro o émbolo, si de palanca. Si parte de tu lactancia depende del sacaleches: eléctrico con las dos fases incorporadas automáticas (estimulación y extracción, estos suelen tener un motor con forma de disco separado del resto) y a ser posible acompáñalo de uno manual, por tres motivos:
  1. Probablemente te comas tus horas de lactancia junto al permiso por maternidad, por tanto rebuscarás el tiempo durante tu jornada para poder hacerte esas extracciones. Así que cuanto más rápidas sean mejor: si tienes los dos sacaleches te podrás sacar de las dos tetas ¡a la vez!, lo que reducirá a 15-20 minutos todo el proceso… y de repente al ser más corto lo podrás hacer más veces.
  2. El sacaleches no estimula como el niño, ahora la estimulación a dos tetas puede ser más potente que a una a la vez y si además puedes hacer más extracciones ¡mejor!
  3. Los motores de los sacaleches eléctricos son delicados, como se te fastidie por algún golpecito…. Qué?..... tienes ese maravilloso manual para sobrevivir y que te ahorrará una mastitis.

Manual ejemplo:                                                        Eléctrico ejemplo:
         
Escogiendo modelo, debes escoger tamaño de embudo, no todas las marcas ofrecen distintos tamaños. Para ello pregunta en la farmacia, aunque con la escasa formación en lactancia aún, probablemente no te sabrán responder (sin acritud a los farmacéuticos…), ponte en contacto con el fabricante en su página web. Si estas muy necesitada por uno intenta que sea prestado o empieza con la copa estándar mientras averiguas tus tallas.



















Siento mucho poner marcas, pero es la única foto que encontré… lo que debéis es medir el diámetro más grande de vuestro pezón… y diréis ¿cómo se hace eso?.. Pues tú no puedes, porque no puedes ver tu pezón de frente, así que recurre a tu marido o esa maravillosa amiga que se ríe de tus locuras y excentricidades y ¡te quiere con ellas!, y según los mm escoge la copa que tenga un embudo por lo menos uno o dos mm mayor que tu diámetro.

CONSERVACIÓN

Recién extraída:

Nevera:                                                           Congelador:
            6-8ºC--------24h.                                          -16 a -18ºC -------2 meses.
            4-6ºC--------48h.                                          -18 a -20ºC--------3 meses.
            <4ºC---------72h.                                          <-20ºC------------- 6 meses.

Perla: para ahorrar espacio en tu congelador usa bolsas de congelación, en eBay o en amazon las hay baratitas. Usa un Tupper para introducirlas acostadas en el congelador doblando la parte superior para que la leche no llegue al zip… se congelaran súper delgaditas y podrás luego guardarlas de pié una detrás de otra por fecha y serás una ¡auténtica bibliotecaria! (¿o lechetecaria?)

Te aconsejo no congeles bolsitas de más de 90-100ml, yo solía hacer bolsitas de 60 y 90ml.

Descongelada:

Para descongelar usar dos métodos: nevera o chorro de agua caliente del grifo.

NO DESCONGELAR AL BAÑO MARIA, NI AL MICROONDAS, ni cualquier otro método que exponga la leche a más de 60ºC.

En la nevera <8ºC dura 24 horas.
A chorro de agua caliente es para uso inmediato.

Para calentarla puedes usar calienta biberón o el mismo chorro de agua caliente.

Perla: si trás darle la leche sobra algo, en la nevera puedes guardarla para poder ser reusada en las siguientes 4 horas, que con lo que cuesta sacarla, que dolor tirarla. (El problema con la leche usada no es recalentarla, sino que las enzimas de la saliva del niño la modifican, para eso hace falta un tiempo)

Perla: cuando descongelas la leche ¿huele a rancia?... ¡no la tires!, no está mala, eso se debe a una enzima que tiene la propia leche materna llamada lipasa y que altera el olor y sabor de la misma. A la mayoría de los niños les da igual, pero si te ha tocado el sibarita de turno, hay una solución (¡que no es escaldar la leche!, porque eso sería someterla a más de 60ºC y eso es caca, no se hace), apenas la extraes congélala, así no le da tiempo a la lipasa a actuar.

Al someter a la leche materna a más de 60ºC desnaturalizas las proteínas y por tanto pierde propiedades inmunológicas entre otras.

La leche no se bate!, al batirla destruyes cadenas proteínicas mecánicamente. Es por ello que para poder determinar compuestos proteínicos en las analíticas (como las inmunoglobulinas que son defensas…) se centrifuga la muestra, para lograr separar los componentes, pero si la muestra es batida se destruyen proteínas y elementos formes, es decir células que están en la leche materna. Así que si la quieres remover hazlo con movimientos circulares, de forma que el líquido gire en las paredes del bote y no choque contra ellas.

La leche materna cambia de colores, y no pasa nada, es normal.




LEGISLACIÓN:

Regida por,
Estatuto de los Trabajadores, la Ley 39/1999, de 5 de noviembre, para promover la conciliación de la vida familiar y laboral de las personas trabajadoras (BOE de 6 de noviembre de 1999) y en la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres.
Esto significa:
-         Que la ley protege la lactancia en España, hasta los 9 meses.

Perla: las madres de los prematuros (según la legislación aquellos menores de 34 semanas), ojito, que los 9 meses se cuentan a partir de edad corregida, es decir, desde la fecha probable de parto (40 semanas) y no la edad real. Por tanto si pedís las horas de lactancia os corresponden más.

-         La empresa tiene la potestad de decidir si las horas se disfrutan acumuladas tras la baja maternal o diariamente. Si la empresa decide que diariamente, la madre es la que tiene la potestad de decidir en qué momento de su jornada laboral.

-         Puede disfrutar de una hora por cada jornada laboral menor o igual a 8 horas. Eso quiere decir que las mujeres que tengan contratos de 6 horas o 4 horas, disfrutan de una hora de lactancia igual que las que tengan una jornada de 8 horas. Si la madre tiene jornadas mayores de 8 horas, tendrá una hora de lactancia extra por cada sumatoria igual o menor de 8 horas.
Por ej. Curro 6 horas: 1 hora de lactancia // Curro 8horas: 1h de lactancia // Curro 14 horas: 2 h de lactancia // Curro 16 h. 2 h de lactancia // Curro 24h: 3 h de lactancia.  No reglas de 3 como ya sé han aplicado en distintos ámbitos, tristemente incluyendo públicos.

-         La hora de lactancia la puedes disfrutar durante tu jornada laboral, pero si decides llegar más tarde o salir más temprano, sólo puedes disfrutar de media hora.

También averiguar los convenios particulares de tu empresa.

Perla: Madres autónomas averiguar bien de que se trata la Disposición Adicional 65 de la Ley 30/2005, de 29 de diciembre de Presupuestos Generales del Estado para 2006, puesto que creo que significa un reducción en vuestro pago de autónoma, de esto me enteré hace un par de semanas por lo que aún no sé exactamente de qué va.


TRUCOS:
Este va de aquellos detalles que no están en los libros, y que he ido acumulando a través de mi propia vivencia “tetil” y en el acompañamiento a múltiples madres.

Lo primero, lo más difícil de la “teta y el curro” no es compaginar las extracciones, jornadas, guarderías / cuidadora… etc, etc… es ACEPTAR QUE PARTE DE LA CRIANZA DE TU HIJO NO TE PERTENECE. Eso es durísimo de tragar, es el precio a pagar por seguir en el mundo laboral, por lo menos hasta que para la sociedad española (no sólo los políticos) el cuidado de los pequeños por sus padres pase a ser prioridad y por ende hayan bajas maternales o combinadas (maternales – paternales) prolongadas y dejemos de pensar que en la guarde “espabilan”.

Por tanto mi primer consejo: NO PRETENDAS CONTROLARLO TODO, deja que la persona que se queda con el pequeño te guíe en cómo van las cosas, es una baile de 3: niño – cuidadora – madre; y no una relación vertical madre – cuidadora – niño.


SE AGUA: el agua se amolda al frasco que le pongas, siempre siendo clara y cristalina.

Habiendo dicho esto, que es lo que casi todas sentimos, y parece que no nos atrevemos a verbalizar….

Truco 1: empieza a hacer un almacenamiento de leche un mes antes de tu incorporación, para ello, empieza a hacer extracciones mes y medio previo a la incorporación, puesto que las primeras dos semanas estarás “peleándote” con el sacaleches… como la producción y por ende la extracción está influenciada por el estado emocional, te reirás ante lo que te voy a decir: Establece una relación con tu sacaleches ;-P… al principio te sentirás frustrada, verás que no sale casi nada, más agotada… en fin, y realmente puede que sencillamente estés focalizando en el extractor toda la frustración que te genera el hecho de tener que ir a trabajar… en mi caso lo solucioné con un humor muy negro, lo llamé Mr. Sucker (eso en inglés es el Sr succionador, Sucker en inglés es a la vez un insulto…) y a través de ello me fui relajando con el sacaleches, fui aceptando la realidad de que iba a trabajar y fue todo mejor…

Con que logres almacenar un mes antes unos 50-60ml diarios vas en góndola!


Truco 2: Deja la introducción de alimentos para el cuidador, NO PUEDES HACERLO TODO: dar teta, trabajar, casa limpia, esposa amorosa, e introducir alimentos… además cuando llegues a casa tu hijo se lanzará voraz a la teta, (a veces ni saludará a mamá, sólo a su tetitaaaaaaa) y si en ese momento intentas ponerte a darle de comida… pues será un desastre… por no decir que mandará al caraj….

Otra cosa genial de que sea el cuidador quien introduzca los alimentos es que le dejas un momento de experiencias agradables con el niño, lo que generará buenos lazos y períodos de disfrute, lo que es genial para tu hijo, que es el que al final importa.

Súmale que si concentras la alimentación complementaria al período en el que tú estas trabajando, antes sustituirás esas dos tomas (cuando mucho dos, en la mayoría de los casos) por comidas, y antes te quitarás de encima las extracciones laborales clandestinas ;-).

Truco 3: Si tu enano o enana deciden no comer mientras trabajas, NO PASA NADAAAAA… seguro que a nadie le chirría que un niño se tire por la noche 8 ò 10 horas seguidas durmiendo (y por ende sin comer), pero si les chirría que pase 8 horas durante el día sin comer… ¿cuál es la diferencia, que en un caso está la luna en el cielo, y en el otro el sol? O que el ¿el niño no hace lo deseado por todos?... pues si tu caso es de estos, no te estreses, sólo prepárate a las noches moviditas de teta que tendrás, pues lo que no come por el día, lo hará por la noche.

Truco 4: Si rechaza el biberón, ¿cuál es el problema?... , tu objetivo es que tome leche, no bibi y hay miles de maneras de hacer que un niño pueda beber leche materna… y si el tuyo no desea bibi, mira que bien, ya no tendrás que pelearte en quitar un bibi el día de mañana ¡eso que te ahorras!... y tu dirás… ya qué fácil, y ¿cómo le doy la leche?... pues a vasito, a jeringa (si te aburres de rellenar jeringas compra una de 20ml o incluso más grande si puedes), a cuchara, a vaso de boca de pato, incluso hay casas comerciales que venden otros artilugios.

Truco 5: una semana antes intenta darle un solo bibi, (como esto lo lea Carlos González me tira de las orejas, jejejeje) para ver si lo acepta o no y para que te hagas una leve idea de lo que toma. Bueno, si tienes un cuidador súper apañado podrías ahorrártelo, pero lo más probable es que quién se quede con el niño esté igual o más nervioso que tú y te pedirá directrices, es por ello que te digo que lo hagas… Cuando vayas a darle ese bibi, NO SE LO DES TU, si lo haces tu hijo te mirará con una cara de ¿te has vuelto loca?!!! Saca la teta mujer!!!!.... y te montará una buena, intenta que quien le de el bibi sea otra persona y tu no estés presente en la misma habitación (el olor de la teta es muy poderoso).

Truco 6: En general en niños de 4 a 6 meses, con tomas de 90-100ml suele ser suficiente, esto es de mi cosecha y aplicándolo a otras madres…  empiecen por una toma de 90ml y si el crío pide más pues a descongelar una bolsita de 60ml a chorro de agua caliente y ver qué pasa… Ojo; NO TE GUIES POR LAS CANTIDADES DE LECHE QUE SUELEN TOMAR LOS NIÑOS DE BIBI… ni por el de la vecina, ni por el de la cuñada…. Cada niño es único, nada tiene que ver la alimentación de uno y otro.

Truco 7: si te incorporas con un bebé menor de 6 meses y no puedes hacerte extracciones o estas no son suficientes, es preferible que sustituyas por alimentos y no por leche artificial.

Truco 8: este es de una cosecha muy muy mía particular… el baby led weaning es muy bonito… para las madres que se quedan en casa… ni tan calvo ni con dos pelucas… es decir, yo cómo sólidos, pero ¡también me encantan las cremas de vegetales!, no hace falta ser antipapillas… sencillamente incorpora de todo en  la dieta del niño, igual que en la tuya, sólidos, papillas, líquidos... y usa esa diversidad a tu ventaja. Lo que si intenta que todo sea casero.

Truco 9: Las papillas caseras de vegetales con pollo, carne o pescado están buenísimas y si en vez de congelarlas las envasas al vacío en envases de cristal en la nevera duran mucho tiempo (cerca de un par de meses) y conservan propiedades nutricionales que pierden con la congelación-descongelación… cómo envasar el vacío en envases de cristal hay montones de vídeos en youtube que te lo explican… además así te haces potitos caseros de los buenos de verdad, y no las cacas industrializadas que le meten a los niños llenas de vete tú a saber qué…

Creo que con esto podrás darte una idea de cómo va el rollo de teta y curro… aún así, si tienes más dudas acude a cualquier grupo de apoyo que seguro que habrán madres que ya habrán pasado por esto y te podrán dar miles de trucos más.

Un abrazo a todas y feliz lactancia!

Laura Alpanseque Hoogesteyn.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Valle de ordesa desde cuello gordo

Valle de ordesa desde cuello gordo
Mondarruego